El líder de Jarabe de Palo, que acaba de publicar un recopilatorio, actúa esta semana en Madrid, Barcelona y Gerona

Foto: Archivo

Pau Donés no para máquinas. Está librando una batalla sin cuartel contra el cáncer, pero su grupo sigue echando más madera y el tren sigue a toda velocidad. Ahora está surcando territorios americanos, pero muy pronto volverá a España para celebrar el lanzamiento de «En la vida conocí mujer igual a la flaca», una caja en formato 3CD+2DVD que contiene 59 canciones grabadas entre 1996 y 2017, divididas en tres discos: dos de ellos con todos sus éxitos y un tercer CD que incluye colaboraciones con artistas como Los Secretos, Peret, Celia Cruz, Carlos Tarque, Los Chichos, Julieta Venegas o La Vieja Trova Santiaguera. Además, los dos DVDs contienen todos sus videoclips, 33 vídeos en total, más material extra y rarezas como videoclips en italiano y varios «making off».

¿Cómo está yendo la gira?

Llevamos 115 conciertos entre España, Europa y América. De los de América, destacaría los que hemos dado con la Orquesta Filarmónica de Costa Rica. ¡Una auténtica delicia!

¿Cómo está viendo por lo que están pasando los países latinoamericanos? ¿Mejor que hace diez años?

Hace diez años, cuando llegábamos a Latinoamérica nos ponían guardaespaldas con hierro (pistola). Ahora, en la mayoría de países ya no es necesario. La cosa ha mejorado mucho, pero las diferencias sociales siguen siendo muy importantes. Ese problema todavía no se ha arreglado.

Han dado bastantes conciertos en Estados Unidos. ¿Cómo es su público en «la tierra de la libertad»?

De «la tierra de la libertad», nada de nada. Y, con Trump, menos. Pero Estados Unidos es un país estupendo. Nos va muy bien ahí. Tenemos público latino y gringo. Este año han sido como 40 conciertos, «thanks a lot!».

¿Cómo vive la situación política española desde allí?

La casta política española es un puto desastre. Obsoleta, sin vocación, ni ideas, ni talento, chapada a la antigua… Y aquí, en la «antigüedad», las cosas se hacían muy mal, por cojones, de forma corrupta. ¡Hay que revisar la Constitución ya! La de ahora se escribió al final de una dictadura y las cosas han cambiado mucho… Espero.

Se ha convertido en una referencia de apoyo para mucha gente enferma de cáncer. ¿En algún momento se hace duro ser un emblema de lucha contra esta enfermedad? ¿O por el contrario, siempre se anima uno por dentro al hacerlo?

El cáncer es la gran enfermedad desconocida y, por tanto, la más temida. Es una dolencia grave, peligrosa, pero con la que se puede convivir. Yo vivo al día, y el día que me tenga que ir, que me quiten lo «bailao»… O mejor, que no me lo quiten.

¿Qué hace cuando le da un bajón anímico? ¿La música es siempre infalible?

Cuando me da un bajón, que me dan de vez en cuando, me voy con los perros a la montaña, a pisar la nieve, a desfogarme. Y, si estoy en el mar, me subo al bote que tengo, izo velas y a navegar. Y, a las penas, puñaladas.

¿La piratería le sigue poniendo negro?

Ha hecho mucho daño a la música. Fíjate la mierda que suena ahora en la radio. Eso es producto de la piratería, de haberse cargado un negocio que antes se nutría de creatividad y ahora de mediocridad, en todos los sentidos.

¿Qué le pide a 2018?

Un año más de vida sin tumores. Con eso me doy por bien «pagao».

Fuente: ABC.es
Comentarios
Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar Más En Política
Los comentarios están cerrados.

Revise También

Política de mentiras y de apariencias; por Ramón @PerezMaura

Para que no se hable de su molicie, Sánchez aparenta que trabaja presentando un plan genia…