María Dolores de Cospedal, en Granada. | EFE

Madrid apuesta fuerte. Se han inscrito 10.020 afiliados, 800 menos que en las primarias de Cifuentes para poder elegir al presidente del PP el próximo 45 de julio. En Andalucía se superan los 12.000, con los 3.500 de Sevilla al frente. La Comunidad Valenciana ha respondido también con interés, con casi 9.000 inscritos. En Galicia, sin embargo, el interés ha decaído. Algo más de 4.000 de casi cien mil militantes teóricos. Una cifra muy baja si se considera que esta región es la tercera en cuanto al número de compromisarios. Un total de 176. Las dudas en torno al futuro de Núñez Feijóo quizás han disuadido a los militantes.

Las cábalas sobre el posible resultado de la elección del líder del partido atendiendo a la movilización regional son muy diversas. Madrid es mayoritariamente de Casado, según los pronósticos, por la implantación de Nuevas Generaciones, su público, y en parte de Dolores Cospedal, la avalista de la defenestrada Cristina Cifuentes. Ganar Madrid es tener media victoria en el bolsillo.

La hasta ahora secretaria general ha conseguido llevar al registro a 4.800 en su región, Castilla la Mancha, casi un 35 por ciento más de los que votaron en el congreso regional. Toledo, por ejemplo, tiene más registros que La Coruña.

Andalucía, Comunidad Valenciana y Galicia son las que más compromisarios aportan al Congreso decisivo, con 459, 346 y 376 respectivamente. Sus simpatías son dispares y quizás, ahora mismo, algo inciertas. La comunidad andaluza, en el plano orgánico, responde al color de su líder, Juanma Moreno, ‘sorayista’ declarado. Un puntal clave para el resultado final de los comicios.

La Comunidad Valenciana no tiene dueño, aunque el respaldo de Cospedal a la fallecida Rita Barberá le hizo ganar muchos puntos en la zona. Isabel Bonig, la actual presidenta, no se ha inclinado por alguno de los contendientes. Margallo, en el feudo alicantino del que es diputado, ha movilizado supuestamente a buena parte de los 3.700 registados.

Castilla y León, feudo tradicional del PP, donde todavía dirige la Comunidad el veterano Juan Vicente Herrera, supuesto sorayista, apenas ha superado los 6.500 inscritos pese a que con 270 es la cuarta región en número de compromisarios. El actual presidente del PP en la zona, Fernández Mañueco, es un hombre de Maíllo y más cercano a Cospedal. Valladolid y León, sin embargo, son de la exvicepresidenta. En el País Vasco, dirigido por el exminsitro Alfonso Alonso, se impone Santamaría, pero allí el partido apenas existe. No llegan a 90 los inscritos en Guipúzcoa. Un detalle, en la Rioja se han sumado 2.045, casi el 60 por ciento de la militancia.

La participación de las bases a la hora de anotarse para acudir a votar ha sido menor de la esperada. pero no demasiado, si se piensa en que los índices de partipación en los diferentes congresos regionales celebrados el pasado año no superó en caso alguno el diez por ciento con relación a la cifra irreal de un partido de casi 900.000 afiliados.

Publicado originalmente en: VozPopuli.com
Comentarios
Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar Más En Opinión
Los comentarios están cerrados.

Revise También

El PP real y el oficial; por Federico Jiménez Losantos .@FJL_EsRadio

El PP oficial tiene 869.000 afiliados. El PP real tiene 66.384 afiliados dispuestos a eleg…